viernes, 25 de noviembre de 2011

El Gallinero 1ª entrega: Y todo comenzo........

Todo comenzó cuando un grupo de vecinos, compuesto por universitarios y gente del barrio pensaron que sería interesante poner en marcha un curso de Graduado Escolar para adultos.
Se utilizaban los pabellones prefabricados del Colegio Público La Paz (hoy Instituto de Secundaria “José Manuel Blecua”), corría el año 1979/1980.


Paralela a las clases, surgió la necesidad de organizar actividades culturales y de ocio con los alumnos para impulsar las relaciones entre ellos y con los profesores: excursiones, biblioteca, cine, etc.
Así fue como un grupo empezamos a encargarnos del cine y con un viejo proyector de Super 8 mm. Alquilábamos películas y las proyectábamos en uno de los pabellones, preparando una pequeña documentación sobre la película para luego poder comentarla.
Después de un tiempo proyectando en el Graduado Escolar, vimos que era interesante dar un paso más y ampliar el proyecto abriéndonos al resto del barrio, así surgió la idea de crear un grupo de cine con proyecciones periódicas y tertulias sobre las películas y los temas que en ellas se trataban. Pensábamos que el cine no solo era una manera de pasar el rato y divertirnos, sino un elemento importante de formación de nuestra conciencia como personas y de profundizar en nuestra realidad como ciudadanos.
En una de las primeras hojas que hicimos para presentar una de las películas “Las largas vacaciones del 36” y a la vez explicar nuestro proyecto escribíamos:
“¿Porque hacemos cine de esta manera? Nos gusta el cine y no nos gusta que nos digan que tipo de película tenemos que ver y en que momento, por eso y también porque queremos que todos los que nos rodean, o sea todos vosotros, veáis el cine de una forma diferente a la que nos tiene acostumbrados el sistema que nos rodea. Hoy el cine entra más en una dinámica de consumo de imágenes que en un medio que sirva como elemento culturizador y de formación”
Buscamos varios lugares para poder proyectar por el barrio: local parroquial de La Paz (por eso en nuestros primeros folletos figuraba que organizaba el Grupo de Cine La Paz), Asociación de Vecinos de La Paz, Cine La Paz, etc También colaboramos con algunas entidades que trabajaban en el barrio proyectando varias películas en sus locales.
Para proyectar al principio usábamos un proyector de 8 mm. que nos prestaban para cada sesión, o uno de 16 mm. que teníamos que alquilar. Fue en ese momento cuando vimos la necesidad de tener un proyector propio para no depender de nadie, y compramos uno de 16 mm. que nos ofrecieron de segunda mano: así fue como comenzamos, de una manera más seria, nuestra andadura cinematográfica durante el año 1981.
Durante esta etapa en las hojas que preparábamos para introducir la película y el coloquio siguiente, utilizábamos el lema “Desde el Gallinero” como una expresión de nuestra manera de entender el cine. Con este lema hicimos un comentario que pusimos en nuestras primeras comunicaciones y que se quedó como propuesta de intenciones del grupo.